Desenmascarando a los defensores del P2P

Cuanto más debato con personas que defienden más el P2P, portales de descargas y demás conductas dentro de Internet que se apropian de obras que nos les pertenecen, más me sorprendo por sus argumentos. Voy a tratar de explicar lo que defienden con un ejemplo del mundo físico, poniendo entre paréntesis las correspondencias con el problema que nos concierne en este momento

Supongámos un negocio conocido el pub y los cubatas. Los consumidores se quejaban del elevado precio de los cubatas (la cultura, los discos, libros vídeos etc.). Dichas quejas se basaban en un modelo de negocio inadecuado, según su punto de vista, que elevaba el precio de cubata de forma excesiva. A saber del cubata ganaba dinero; el dueño de pub dado que el local está alquilado, el personal de limpieza, el que suministra la luz, el distribuidor de whisky, el distribuidor de la Coca Cola, el que fabrica los vasos, los posavasos, el ayuntamiento etc. Que barbaridad decían si el que menos gana es el camarero (el artista) que tan gentilmente nos pone el cubata.

Ahora os pido un poco de imaginación. Como los cubatas son caros, y a la gente le gustan mucho, se inventa un sistema infalible para irse sin pagar de los pub; "un simpa infalible" (Internet y el P2P). Es mas surgen guías (portales de enlaces de descargas) que nos dicen donde conseguir los cubatas gratis y ganan dinero con la publicidad que insertan en dichas guias. Venga cubatas para todos, barra libre oiga.

Todos los mencionados anteriormente: el dueño de pub dado que el local está alquilado, el personal de limpieza, el que suministra la luz, el distribuidor de whisky, el distribuidor de la Coca Cola, el que fabrica los vasos, los posavasos, el camarero etc. lógicamente empiezan sufrir los efectos de este fenómeno presionando a las autoridades para que pongan fin a este desorden.

Surge la asociación de amigos del pub (SAGE) que para paliar esta sangría económica, impone que a todo aquel que se compre un vaso (como puede ser para beber cubatas) page un impuesto (el famoso canon) que merme la sangría económica que están sufriendo los pub. Las autoridades, incapaces de comprender lo que está pasando, apoyan dicho impuesto y como son muy amigos de los que tienen pub, deciden formular una ley inconstitucional que pude llevar directamente a la cárcel al que se tome un cubata sin pagar, sin que lo decida un juez (ley Sinde). Además esta ley esta dictada por el fabricante de la Coca Cola (EE.UU)

La gente que se ha acostumbrado a tomar cubatas gratis, arma en cólera contra dicha ley. También arma en cólera, contra todo aquel, que si bien no defiende dicha ley, critica que no se paguen los cubatas. Que si yo ya pago mi impuesto del vaso (el canon) y por tanto tengo derecho a cubatas gratis, que si muchos viven de lo que cuesta un cubata etc.

Para colmo la mafia local (gurús y demás jefecillos de Internet) ven una oportunidad inmejorable de montar un motín similar al de Esquilache del siglo XXI. ¿De locos no?

Entradas relacionadas:

La ley Sinde es la versión 2.0 de la ley Corcuera

5 comentarios: