Conflicto entre Google VS Telefónica Vodafone etc.

¿Quién necesita más a quién, Telefónica a Google o viceversa? "¿Qué es un teléfono sin conexión? ¿Y una aplicación sin red de telefonía? ¿Y una red de acceso a Internet superrápida sin dispositivos que se conecten a ella?" El consejero delegado de Google, Eric Schmidt, contestó con esta advertencia, en forma de adivinanza, a las operadoras como Telefónica que le han pedido en los últimos días que comparta su negocio, ya que se beneficia de las multimillonarias inversiones en redes de alta velocidad que ellas realizan.

Pero las operadoras no pueden quitarse de la cabeza las cifras de Google. Unos ingresos que han pasado de 6.138 millones de dólares en el año 2005 a los 23.650 millones que ingresó en el pasado ejercicio, el año de la crisis. Tampoco olvidan las inversiones en redes de alta velocidad que ya han efectuado ellas, y las que tienen por delante para extender la red de telefonía móvil de cuarta generación (LTE).

La pelea ya está en marcha. Hay mucho dinero en juego y las operadoras quieren más dinero; una especie de impuesto cercano a la extorsión. Hace diez días, el presidente de la española Telefónica, César Alierta, arrojaba el guante a Google: "Es evidente que los buscadores de Internet utilizan nuestra red sin pagar nada (se le olvido comentar que ya lo pagamos los usuarios), lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero también es evidente que esto no puede seguir. Las redes las ponemos nosotros; los sistemas los hacemos nosotros; el servicio postventa lo hacemos nosotros, lo hacemos todo", declaró Alierta. No es cierto señor Alierta nosotros pagamos a precio de oro la voz y los datos móviles.

En el congreso de Barcelona, el consejero delegado del grupo británico Vodafone, Vittorio Colao, echaba más leña al fuego al señalar que el negocio de los buscadores, con Google y Yahoo copando "entre el 60% y el 70% del margen de ganancia" del negocio de la publicidad en la Red, era uno de los riesgos de monopolio que sufría el sector.

Son ya dos de los mayores operadores de telefonía del mundo los que han advertido a Google de que las cosas tienen que cambiar. A mi modo de ver las operadoras de telefonía se olvidan que deberían de una vez por todas de convertirse en meros gestores de los conductos por donde discurren los contenidos. El éxito para ellas debería estar basado en "redes sofisticadas, seguras y con una buena gestión del tráfico" y no como ocurre actualmente.

Lo preocupante empieza cuando el Ministro de Industria de este país se posiciona claramente con los postulados de Telefónica, y no solo eso sino que se va a Europa a defenderlos a capa y espada. Eso son los lobby; un grupo de personas que intentan influir en las decisiones del poder ejecutivo o legislativo a favor de sus intereses. Y el ministro hace caso a sus mayores.

Esos lobby también manejan los medios de comunicación, y pueden crear opinión. Asi gente que no sabe de que va el tema te comenta eso de “oye, igual tiene razón que estos de Google deberían de repartir sus ganancias”.

Para intentar explicar un poco las cosas repito aquí una analogía de Eduardo Mosqueira, de las mas acertadas que he leído en los últimos días: IKEA vs. Abertis

Resulta que cuando IKEA se instaló por primera vez en la península lo hizo en Badalona en 1996. Dado lo atractivos que resultan los muebles de IKEA para mucha gente (por precio, calidad y por el gustillo de hacer las cosas uno mismo) pues muchos se decidieron a coger su furgoneta y hacerse una panzada de kilómetros hasta la tienda de IKEA para llenarla a los topes.

Esta gente tiene la posibilidad de ir por una carretera normal o ir por una autopista, por esta última irás más rápido pero sabes que pagarás más, pero el problema no está ahí.

El problema surge cuando Abertis, la principal concesionaria de autopistas de España se da cuenta de que IKEA se está forrando ya que tiene una única tienda en la península y hace que sus usuarios usen sus autopistas para llegar a su tienda. Es decir, desde el punto de vista de Abertis IKEA basa su negocio en sus redes de comunicación, sin las cuales los usuarios no podrían llegar a su tienda, y además lo hace sin pagarle un duro. Por lo que un día su presidente monta en cólera y sale diciendo barrabasadas por televisión. Pero Abertis se olvida de unos pequeños detalles:

Las autopistas de Abertis las ha construido realmente el estado, solo han pasado a manos de Abertis después de un proceso de privatización sobre el cual, como casi siempre, surgen serias dudas de amiguismo

Los usuarios de la autopista no conducen por el gusto de conducir, conducen porque quieren llegar a un sitio. Si IKEA no hubiera abierto una tienda a muchos probablemente ni se les pasaría por la cabeza hacer una panzada de kilómetros en una autopista

Los usuarios de las autopistas sí pagan por circular por ellas, por lo cual Abertis sí se está lucrando con la llegada de IKEA a España

Viendo los puntos anteriores, y si lo pensamos fríamente, tal vez sería más adecuado que Abertis le diera parte de sus beneficios a IKEA ya que con su sola presencia la gente se anima más a hacer kilómetros en sus autopistas.

Pero claro, en esto sale el Ministro de Fomento y dice algo así como que “defiende en la UE que se estudie la creación de una tasa para los fabricantes de muebles” y que “evidentemente si las autopistas recibieran algún tipo de compensación, esos ingresos adicionales serían útiles beneficiosos trasladables a los usuarios“.

Que cada cual extraiga sus conclusiones. Fuentes: Publico.es - Blog de Eduardo Mosqueira



2 comentarios: