LA NUEVA OLA DEL COVID-19 ES LA DE LA INDIFERENCIA.


El otro día leía en un muro de Facebook que una persona se declaraba impactada por la muerte de Pau Donés, líder de Jarabe de Palo, a los 53 años por cáncer de colon. Inevitablemente vinieron a mi mente los miles de muertos por COVID-19 y la apatía frente a la pandemia y sus terribles consecuencias, de gran parte de la sociedad. El cáncer de colon que sufría Pau es el más frecuente en nuestro país y es la segunda causa de muerte por tumores con 11.000 muertes anuales. Por Covid, ante el desastre de cifras oficiales, contabilizando los excesos que refleja el sistema MoMo, la cifra real podría superar con creces los 80.000 fallecimientos: el país con más muertes por Covid-19 de la Unión Europea. Aun así una sociedad anestesiada ve estéril, interesado o politizado un debate serio sobre la gestión de esta crisis realizada por nuestros gobiernos. Debemos de asumir con total tranquilidad de 200 a 500 muertes diarias por COVID-19, tristes, pero sin rechistar. Es una realidad que el COVID-19 preocupa cada vez menos aunque vaya a peor.


¿ESTAS MUERTES SE CONVIERTEN ES UNA SIMPLE ESTADÍSTICA?

Sinceramente tenía alguna esperanza de que la sociedad, fuera capaz de aprender algunas lecciones sobre todo lo que está pasando este último año. Esperaba que la sociedad diera un giro, aunque fuera ligero, mínimo, hacia una mayor solidaridad y empatía, hacia la importancia de la responsabilidad de cada uno, a cómo la actuación individual tiene mucha importancia en lo colectivo.

España ha sido uno de los países del mundo que ha registrado un mayor impacto del COVID-19, tanto en número de contagios como de muertes. Las causas son múltiples y complejas, pero en mi opinión han sido desalineadas de forma tendenciosa por la clase política: la alta densidad de población, una población más envejecida o hábitos culturales son explicaciones recurrentes para hacernos creer que lo que está ocurriendo era inevitable de forma que ellos quedan exonerados de cualquier responsabilidad. 

De esta forma se desvía el debate sobre fallos del sistema de salud pública, las carencias hospitalarias, la mala praxis en muchas residencias de mayores, la nefasta coordinación entre administraciones estatales y autonómicas o los retrasos y errores tanto en la adopción de medidas como en la supervisión y gestion de las mismas. 

Un dato para la reflexión: Japón, por poner un ejemplo, el país más envejecido del mundo, con una elevada densidad poblacional y bien interconectado con China (foco original de la pandemia), ha registrado muy pocas muertes. Con un población de 126.317.000 personas registra unas 7.600 muertes lo que representa en 0,0060% (frente al 0,1689% de España).


CIUDADANOS AMNÉSICOS

Es obvio que la mayoría de nosotros asumimos una sola muerte como una tragedia, y que no respondemos de la misma manera cuando se trata de la pérdida de vidas a gran escala. Pero obviar que esas 80.000 muertes son un tragedia que se desarrolla a nivel individual, con una familia que queda conmocionada y desconsolada es inaceptable. 

La gente está cansada de las noticias sobre el coronavirus cuanta más gente muere, menos importa en una sociedad con un gran número de individuos amnésicos, anestesiados, condescendientes y serviles con aquellos a quien votan (y muy críticos con los sus adversarios políticos) que han pasado de ser ciudadanos a súbditos. Piensan que los muertos son solo una cifra que se da todos los días. No le impacta, son como un daño colateral más, es inevitable como bien le he hecho creer la clase política. Ha llegado a tal grado la falta de análisis y critica del ciudadano, que la clase política ha sido hasta capaz de sacarle partido. Dos ejemplos:

  1. En el desastre sanitario inicial uno de los mayores responsables en el retraso en la adopción de medidas y en la compra de material sanitario fue salvador Salvador Illa. Ha dejado su puesto de Ministro de Sanidad y se ha presentado con candidato a Presidente de la Generalitat de Cataluña hace escasas semanas. Ha ganado en las elecciones catalanas ¡¡652.858 votos!! Una persona sobre la que se podría escribir el manual de la incompetencia en la gestión de la pandemia ha obtenido la confianza de miles de personas ganando las elecciones.
  2. Otro personaje catastrófico, Isabel Díaz Ayuso presidenta de la Comunidad de Madrid, responsable de una nefasta gestión que ha llevado a la región a tasas de mortalidad por coronavirus 16 veces mayor que en otras comunidades. Como premio a su desastrosa gestión, según todas las encuestas, ganaría de nuevos las elecciones en la Comunidad de Madrid incluso con mayoría absoluta.


LA INFANTILIZACIÓN SE IMPONE

Creo que todos deberíamos, aunque nos duela, pensar lentamente para apreciar a los individuos detrás de los números, no debemos hacer la vista gorda, hay que realizar una denuncia social constante. ¡Basta ya! Sí va desapareciendo la cultura del pensamiento, de la reflexión, de la crítica, de la exigencia de las cosas bien gestionadas ¿qué nos queda? ¿votar cuando nos digan? ¿solo eso? 


La infantilización se impone y con ella la manipulación con un discurso político simplificado, dogmatizado limitado a meros slogans, a confrontaciones estériles, ante la ausencia de un electorado adulto que demanda otro tipo de gestión política. 

Resulta preocupante la fuerte deriva de la sociedad hacia el puro entretenimiento. Los medios de comunicación cada vez más enfocados al cotilleo en detrimento de información y análisis rigurosos. Se fomenta la difusión de miedos inventados o exagerados donde surge la figura poderosa de un Estado paternalista que protegerá al individuo a cambio de renunciar al pensamiento crítico y de delegar en la clase política todas las decisiones, un escenario peligroso donde el populismo encaja muy bien.

Estoy convencido que necesitamos un cambio que sea una antítesis a esa maquinaria de la que vive el Estado de partidos mantenidos en el poder por votos poco reflexivos. Y ese cambio tiene que ser liderado por grupos de ciudadanos críticos, exigentes, a los que sea indiferente la ideología porque el nexo de unión de ese colectivo sea el de conseguir una democracia con representantes preparados para gestionar de forma eficaz y eficiente: especialistas en sectores productivos o de conocimiento.


RIESGO DE CONTAGIO EN BARES Y RESTAURANTES CON EL COVID-19

 


España es el país con más bares y restaurantes por persona de todo el mundo. Hay un local de este tipo por cada 175 habitantes. Antes de la pandemia teníamos 277.539 según el Instituto Nacional de Estadística (INE), más que en todo Estados Unidos. Por ejemplo, en Andalucía, hay tantos bares como en Dinamarca, Irlanda, Finlandia o Noruega juntas. Los más de 47 mil establecimientos que existen en Andalucía representan el 17% del total de España.

Esto representa un grave problema con la pandemia. La restauración da trabajo a 1,7 millones de personas y supone el 4,7% del Producto Interior Bruto (PIB) pero la probabilidad de contraer el Covid-19 en un bar o un restaurante es muy elevada. Es un riesgo que reconoce la comunidad científica. Con datos, como se deben de hacer estos estudios. 

ESTUDIO DE NATURE - https://www.nature.com

Restaurantes y bares fueron los responsables de ocho de cada diez contagios de coronavirus en los primeros momentos de la pandemia en Estados Unidos, según un nuevo estudio publicado por la prestigiosa revista 'Nature' y que emplea los datos de movilidad de móviles de sus ciudadanos. El estudio recoge datos de la movilidad de 98 millones de personas en las áreas metropolitanas de Los Ángeles, Miami, Nueva York, Filadelfia, Dallas, Atlanta, Chicago, Houston, San Francisco y Washington D.C. y de muestra de forma irrefutable cómo han afectado esta clase de lugares a la hora de propagar el virus.

Pare el estudio utilizaron los datos de SafeGraph, https://www.safegraph.com/ una empresa que agrega datos de localización anónimos de aplicaciones móviles, para estudiar los patrones de movilidad. Para cada área metropolitana, representaron el movimiento de los individuos, la superficie en metros cuadrados de cada local, y la duración media de la visita en minutos. Es estudio revela que hay un elevado riesgo de infección por aerosoles en interiores cerrados con ventilación deficiente, como es el caso de los bares y restaurantes. Para predecir cómo afectan los movimientos de las personas en la propagación del virus, utilizaron sus datos de ubicación durante varios meses. Los investigadores observaron a qué lugares fueron, cuánto tiempo estuvieron y cuántas personas más estaban allí. Después, ajustaron el modelo a los datos reales sobre infecciones y vieron que podía predecir la trayectoria de la epidemia con mucha precisión, mejor que otros modelos. Podéis ver el informe completo aquí.



CONCLUSIONES FINALES.

Nos guste o no, hasta la ansiada vacunación (con su inadecuada planificación) la medida más eficiente en la lucha contra la propagación de la Covid-19 es la restricción del acceso a lugares donde la gente se reúne en pequeñas o grandes cantidades por un extenso periodo de tiempo, y además se quitan las mascarillas: bares y restaurantes. 

El riesgo de transmisión entre los comensales que se encuentran comiendo o bebiendo sin mascarilla, aunque se respete la mal llamada distancia de seguridad existe: el virus se transporta por aerosoles en el aire y el espacio recomendado hasta ahora de entre 1 y 2 metros resulta "insuficiente”. El estudio más reciente sobre transmisión por aerosoles, publicado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) indica que el coronavirus puede permanecer en el aire hasta 16 horas si no existe ninguna corriente que le haga circular.

La evidencia científica demuestra que el riesgo de contraer COVID-19 es mayor en bares y restaurantes porque la transmisión se da en un entorno biológico en el que hay interferencia humana: son sitios en los que la gente se reúne y está sin mascarilla. El riesgo de contagiarse entonces es hasta 10 veces mayor. El peligro no está en el local en sí, sino en que no hay mascarillas y no hay medidas adecuadas de ventilación.


SARS-COV-2 Y EL CALENDARIO DEL GOBIERNO CON LA VACUNACIÓN. ¿PELIGRA EL VERANO 2021?


Las matemáticas no mienten, pero quizás pocos medios y ciudadanos quieren realizar los cálculos. Para que el 70% de la población española 32.858.000 personas este vacunada a finales de septiembre, como dice El Gobierno de España, con las actuales vacunas de Pfizer y Moderna (que necesitan de dos dosis), hay que inocular 65.716.000 viales.

Eso supondría que las comunidades autónomas tendrían que inocular diariamente (incluidos fines de semana y festivos) unas 240.718 dosis al día o 1.685.026 a la semana. Ahora mismo estamos en 93.597 dosis al día, es decir tenemos que casi triplicar el ritmo (2,6) para cumplir con el plan de vacunación, si bien estamos por encima de las expectativas anunciadas en esta fase.

FASES DE VACUNACIÓN

El gobierno ha previsto estas fases de vacunación 

  • Fase 1: Enero-Marzo                      2.500.000 de personas - Dosis al día necesarias 55.556
  • Fase 2: Abril-Junio                         20.000.000 - Dosis al día necesarias 439.560
  • Fase 3: Julio- Septiembre         10.358.000 - Dosis al día necesarias 225.174
  • Fase 4: Septiembre - Noviembre 9.388.000 Dosis al día necesarias 307.803

Es decir, el problema no esta en esta fase (en la cual hay pocas vacunas), el problema está en la fase dos y tres pues supone llegar a casi medio millón de inyecciones diarias para lograr a finales de junio con el 48% de la población vacunada y continuar durante el verano con 225.174 dosis diarias para llegar a septiembre con el 70% de la población vacunada


LAS VACUNAS

Todos estos cálculos están realizados con las vacunas de Pfizer y Moderna (que necesitan de dos dosis). España, tiene garantizado recibir 76 millones de inyectables (60 de Pfizer y 16 de Moderna) y suficientes para inmunizar a 38 millones de personas el 80% de la población. No hay fechas ni cantidades garantizadas de las remesas de AstraZeneca/Oxford y Janssen.

España necesitará la efectividad y la aprobación de al menos la vacuna de AstraZeneca/Oxford que es más fácil de almacenar y producir a gran escala que las de Pfizer y Moderna (aunque sigue necesitando dos dosis) para llegar al 90% de la población y la ansiada inmunidad de rebaño. El Consejo de Ministros ha autorizado la adquisición de 31.555.469 de dosis de la vacuna de AstraZeneca/Oxford.


UNA INMUNIDAD DE REBAÑO DEL 90%

La inmunidad de rebaño tambien conocida como inmunidad de grupo o inmunidad colectiva es una protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que ocurre cuando una población es inmune. Es decir, un virus ve limitada su fase de transmisión cuando suficientes personas de una comunidad se encuentran protegidas contra una enfermedad contagiosa. En este escenario, habría un grupo suficiente de personas protegidas frente al Covid-19, quienes actuarían como barrera impidiendo que el virus alcance a aquellos que no están protegidos.

¿Y que porcentaje de inmunidad colectiva contra el coronavirus es necesaria? Es decir, cuanta gente ha de estar vacunada para alcanzar la inmunidad de rebaño. Epidemiólogos como el estadounidense Anthony Fauci advierten de que habrá que vacunar al menos al 85% -90% de la población para conseguir la inmunidad de rebaño. Con la tasa de transmisión del virus actual, se calcula que solo un 70% de la población vacunada solo sería suficiente para empezar a frenarlo.


ES NECESARIA OTRA ESTRATEGIA

Sin reforzar el sistema Sanitario con más profesionales, con ayuda privada, del ejército, sin vacunar fuera de los centros de salud, exponiendo al exhausto sistema sanitario público español a un reto al que jamás se ha enfrentado (más de un cuarto de millón de dosis diarias) según los propios planes del Gobierno español, en el mejor de los casos, llegaríamos al verano con un 42% de la población vacunada. Muy lejos del 70% del primer umbral de inmunidad de grupo. 

Así vamos a dejar perder el verano con la consiguiente ruina del sector turístico, pues los ritmos de vacunación y las previsiones del Gobierno nos alejan hasta el año 2022 de "inmunidad de grupo"

Con su obtusa estrategia, el Gobierno deja fuera por ejemplo a 100.000 profesionales que agilizaría el proceso de vacunación y supondría un alivio para los centros sanitarios públicos. En España hay más de 40.000 dentistas colegiados con las competencias necesarias para poder hacerlo. Tambien están los veterinarios, profesionales con amplia en la cadena de frío de las vacunas. Solo en ganado porcino, se aplican anualmente en España más de 400 millones de dosis en porcino de producción.

Otras propuestas a tener en cuenta:

  • Farmacias. La red de establecimientos farmacéuticos del país debería servir como punto de vacunación masiva.
  • Movilizar recintos públicos para la vacunación masiva. Polideportivos, parques o salones de congresos de titularidad pública podrían reconvertirse en recintos de vacunación masiva que operasen las 24 horas del día, los 7 días de la semana
  • Movilizar al Ejército. Las Fuerzas Armadas colaborarían con la logística referida a la organización de la vacunación masiva y su personal sanitario se incorporaría al equipo civil que ya está ocupado en esta tarea. 

Y sobre todo vacunar 24 horas al día, 7 días a la semana. Los horarios de las Administraciones Públicas y el calendario de festividades no deberían aplicarse a la vacunación. Nos jugamos mucho. Las voces del sector turístico contra el ritmo actual de vacunación para garantizar el inicio de la temporada turística se escuchan ya en varios ámbitos. La evidencia de que no llegamos vacunados a la próxima temporada turística y que no tendremos inmunidad de grupo este año, ha hecho que por ejemplo el CEO de Meliá Hotels International reclame un Plan Nacional de Vacunación y un pacto social público privado para gestionarlo, con un protocolo y recursos compartidos. “España debería vacunar 300.000 personas al día para lograr una mínima normalidad en verano afirmó”. Razón no le falta, suponiendo que con la escasez de vacunas actuales en febrero tuviéramos 6.960.000 de personas vacunadas, desde marzo incrementando el ritmo a 289.230 personas diarias alcanzaríamos la cifra de 42.246.000, 90% de la población, a finales de junio. El 70%, un mínimo indispensable a finales de mayo.


Actualización: Estas previsiones han queda ratificadas este martes 19 de enero, Pedro Sánchez ha aprovechado el consejo Ejecutivo de la Organización Mundial del Mundial (OMT), para anunciar que España no estará en condiciones para recibir turistas hasta que pase el verano, que es el tiempo que se necesitará para vacunar al 70% de la población. Y lo declarado ante la presencia de representantes de turoperadores de todo el mundo, el presidente español se ha mostrado convencido de que una vez que se consiga llegar al 70 % de la población vacunada al final del verano. “El Gobierno trabaja para vacunar al mayor ritmo posible para llegar al final del verano con un 70 %, lo que va a permitir a España estar progresivamente mejor preparada para recibir turistas internacionales”, ha afirmado el Presidente del Gobierno. 

Además de paso ha señalado que las crisis son oportunidades para “realizar las transformaciones pendientes que venían de lejos” con el objetivo de configurar “un sector turístico más sostenible, arraigado en el entorno, vertebrador del territorio y que respete la diversidad y la identidad de cada lugar”.

Es decir el verano del 2021 será otra debacle para el sector que más riqueza aporta a la economía española, con un total de 176.000 millones de euros anuales en 2109 que representaban el 14,6% del PIB además de 2,8 millones de empleos. Más información aquí  Obviamente los empresarios del sector, que llevan meses denunciando la inacción del Gobierno, han puesto el grito en el cielo.


SARS-COV-2. PRECAUCIÓN SÍ TU COLEGIO U OFICINA ES DE ANTES DEL 2007

 


La cifra de contagios por COVID-19 en España sigue aumentando y con la vuelta a los colegios, padres, alumnos y la sociedad en general se pregunta ¿son los colegios espacios seguros teniendo en cuenta que el virus se transmite por aerosoles? ¿son suficientes las medidas previstas para el control del contagio en las aulas? Como veras en este post, dependerá mucho de la fecha de construcción del centro educativo.

Muchos aspectos de la salud se ven afectados negativamente por la exposición crónica a malas condiciones ambientales en las aulas, como la contaminación del aire interior, deficientes condiciones de confort, microorganismos, contaminantes químicos, luz inadecuada y elevados niveles de ruido. Hemos vivido de espaldas a esa realidad y ahora tenemos un problema muy grave.

Según un informe de la ONG Health and Environment Alliance  titulado Aire sano, infancia más sana y publicado en junio de 2019 en España, la calidad actual del aire dentro de los colegios no protege la salud de los niños. El informe, que incluye los datos recogidos en 12 colegios de Madrid donde estudian 5.500 alumnos, señala que se encontraron altas concentraciones de dióxido de carbono y dióxido de nitrógeno en todas las aulas. La investigación de ENV-HEAL enfatizaba en la necesidad de impulsar medidas urgentes para limpiar el aire dentro de los colegios.

¿ES EL COLEGIO DE MI HIJOS SANO?

La Universidad de Harvard en su Facultad de Salud Pública elaboró un informe Foundations for student success how school buildings influence student health, thinking and performance. En este informe identifica una serie de factores clave para tener espacios educativos saludables entre los que destacamos:

  • Ventilación: La renovación con aire exterior del aire interior de un edificio es fundamental para garantizar un entorno cómodo, saludable y productivo.
  • Calidad del aire: La filtración adecuada en los sistemas de renovación y climatización del aire es importante para evitar los contaminantes que se encuentran en el aire, asi como loa virus y bacterias se propaguen ya afecten a los alumnos y docentes.
  • Iluminación: La iluminación puede reducir la fatiga visual y los dolores de cabeza, ayudar a aumentar la actividad física, disminuir la presión arterial etc.
  • Salud térmica: más allá de los niveles de "comodidad" térmica, la temperatura del aire y la humedad en un colegio aumentar los brotes víricos y aumentar patologías respiratorias. 


Como veremos más adelante en este articulo los colegios construidos antes de 2007 seguramente sean insanos e inadecuados.

LA IMPORTANCIA DE LA CALIDAD DEL AIRE

Por tanto, es lógico afirmar que una buena calidad de aire interior es un fundamental para dotar a estos colegios de un ambiente saludable. En España, algunos centros educativos (la mayoría no) tienen la obligación de disponer de un sistema de ventilación que garantice unos niveles de calidad de aire exigidos, y aporte el suficiente caudal de aire exterior que evite la formación de elevadas concentraciones de contaminantes.

La legislación vigente en esta materia, la calidad del aire interior queda regulada por el CTE (Código Técnico de la Edificación, 2006) para edificios de uso residencial (vivienda y espacios habituales en edificios de viviendas) y por el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, Real Decreto 1027/2007) que obligan a que las aulas de enseñanza cumplan unas exigencias mínimas de ventilación y de calidad del aire interior.

Sin embargo, la práctica totalidad de los colegios españoles carece de planes específicos de control de la calidad de aire. La simple ventilación por apertura manual de las ventanas es legal en muchos colegios (en otros no), pero insuficiente al no poder garantizar los niveles adecuados de calidad de aire interior.

Es la Instrucción Técnica IT1 Diseño y Dimensionado la que determina que los edificios que quedan dentro de su ámbito de aplicación dispondrán de un sistema de ventilación para el aporte del suficiente caudal del aire exterior de acuerdo con lo que se establece en su apartado Categorías de calidad del aire interior en función del uso de los edificios. 

Así se clasifica las guarderías como espacios cuya calidad de aire debe ser IDA 1 (óptima calidad de aire interior) al igual que los hospitales, clínicas y laboratorios. 

Para los espacios destinados a la Educación Infantil y Educación Primaria el nivel exigido es IDA 2 (buena calidad de aire interior) como las oficinas, por ejemplo.

La calidad del aire exigida se alcanzará aportando un caudal mínimo de aire exterior de ventilación con medios mecánicos con los siguientes valores:

  • IDA 1: 72 m³/h por alumno.
  • IDA 2: 45 m³/h por alumno


EJEMPLO DE CÁLCULOS



Aula de 54 m² de superficie con 36 alumnos y un profesor. Cuanta con una altura de suelo a techo de 2,7 m. Los cálculos son los siguientes:

A Área del aula                             54 m2

h Altura del aula                     2,7 m2

V Volumen del aula (Axh)             145,8 m3

P Personas                                     37 (36 alumnos y un profesor)

I IDA 2                                     45 m3/h

Nt Necesidad total (PxI)             1.665 m3/h

N Número de renovaciones del aire del aula (Nt/V) 11,42 renovaciones a la hora de todo el aire del aula, es decir cada 5 minutos todo el aire del aula ha de ser renovado con aire exterior. Sin embargo, sí se reduce el ratio de alumnos por aula y en vez de 37 personas hay 18 personas obtenemos 5,56 renovaciones a la hora, es decir cada 10 minutos todo el aire del aula ha de ser renovado con aire exterior.


VENTILACIÓN EFECTIVA 

Mientras llega la ansiada vacuna, hay que establecer en los colegios y el resto de los espacios cerrados medidas preventivas más serias con la problemática de la transmisión del virus por los aerosoles para reducir el riesgo de la transmisión por microgotas exhaladas en el aire por personas infectadas. Hay que proveer a los espacios cerrados, a las escuelas, por ejemplo, de una ventilación suficiente y efectiva. Es imprescindible que exista una buena calidad del aire interior que cumpla con la legalidad (RITE) garantizada por medios mecánicos.

Pensar que es seguro frente al Covid el sistema del que disponen los centros educativos para la renovación del aire, apertura de puertas y ventanas, es engañar a la población. La distancia de seguridad de 1,5 m es una falacia. Los colegios serían más seguros sin hubieran sido obligados a cumplir el RITE en su normativa actual con carácter retroactivo.


¿Y PORQUE LAS ESCUELAS NO CUMPLEN EL RITE?

El RITE, cuyas siglas significan Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios fue aprobado por Real Decreto en el año 2007 y recoge las normas obligatorias que han de cumplir los inmuebles respecto a la eficiencia de las instalaciones térmicas:

  1. Sistemas de calefacción y calor 
  2. Aparatos de aire acondicionado y otros mecanismos de refrigeración.
  3. Ventilación mecánica o híbrida para la renovación del aire.

El problema reside en que la aplicación del RITE nunca tuvo carácter retroactivo, por lo que únicamente se ha de tener en cuenta en los edificios de nueva construcción y en aquellos que vayan a ser reformados. Es decir, si el colegio o edificio de oficinas es de antes de 2007 no incumple la ley, porque el RITE no le afecta, no está obligado a cumplirlo. Un ejemplo más de las ineficiencias e incoherencias en la gestión de nuestros gobernantes.


LOS AEROSOLES

Después de un estornudo, podemos ver como las imágenes captan una cascada de grandes gotas, a la izquierda, y una nube persistente de pequeñas gotas, a la derecha, que pueden propagar el Covid-19 durante horas. Eso son los aerosoles.


Más información en este blog:

SARS-COV-2 UNA ESTRATEGIA EN LAS ESCUELAS FLEXIBLE


Confiados en que habían vencido al SARS-CoV-2 y que podian reiniciar una economía devastada, el Estado de Israel volvió a abrir las clases a fines de mayo "No salió bien" invito a leer el articulo escrito por Isabel Kershner y Pam Belluck para The New York Times.

Meses después, el 11 de septiembre Israel vuelve confinar todo el país durante 14 días tras el repunte de 4.000 nuevos casos. La población únicamente podrá moverse en un radio de 500 metros desde su domicilio y todos los negocios se cerrarán, también restaurantes. Además, se cierran todos los centros educativos. Aterrador.

¿ESPAÑA SIGUE EL MISMO CAMINO?

La gran lección que deberíamos de haber tomado para reabrir escuelas, es no hacerlo si el virus no está controlado, porque precipitarse puede tener nefastas consecuencias. 

Es indudable que la reapertura o no de las escuelas plantea una decisión complicada, pues hay que sopesar entre los riesgos sanitarios de volver a las aulas y el coste educativo, social y económico de mantenerlas cerradas. 

Quizás no estamos equivocando con las estrategias de “todo o nada”, es decir abrimos o cerramos los centros educativos, y ya desde el comienzo del curso, no cuando el virus nos acorrale aun más deberíamos de haber planteado estrategias intermedias, con centros educativos que prestasen unos servicios mínimos esenciales para todos los alumnos con respuestas individualizadas a las necesidades de alumnos, padres y docentes.


Los criterios para establecer esos servicios esenciales son los siguientes:
  • Estructura y equipamiento del centro educativo. El Centro de Control de Enfermedades, CDC, de Estados Unidos asegura que el covid-19 puede transmitirse "a través de los aerosoles". En este blog hemos hablado de los aerosoles en muchas entradas. Hay que asegurar una la renovación de aire de forma adecuada y sino cerrar el centro hasta acometer en el mismo, las reformas necesarias que garanticen esa ventilación.
  • Vulnerabilidad económica. Los alumnos de las familias más vulnerables son los que más se benefician de la atención presencial directa.
  • Necesidad de conciliación por las características del trabajo de madres y padres. Tener en cuenta la probabilidad de la naturaleza del trabajo de los progenitores y si esta permite el teletrabajo o flexibilidad horaria.
  • Necesidades específicas de apoyo educativo. Evaluar las necesidades educativas especiales de los alumnos con dificultades de aprendizaje que necesitan una educación más presencial en el centro.
  • Grupos de edad. Obviamente la necesidad de educación presencial en infantil/primaria versus secundaria es la regla aquí. 
Con todos estos criterios, se puede hacer una segmentación de alumnos, que junto con el estado epidemiológico de la zona permitiría que los centros educativos prestasen unos servicios mínimos esenciales, que den respuesta a modelos individualizados y flexibles para la realidad de cada centro educativo sin necesidad de cerrarlos.

Una estrategia intermedia, asegura un mínimo de presencialidad con un máximo de seguridad epidemiológica ya que amplia la de capacidad humana y espacial de la mayor parte de los centros educativos. Debería de llevar asociada un aumento de los recursos humanos, técnicos y espacios para combinar apoyo presencial y trabajo autónomo online priorizando, los centros con mayor densidad de alumnado por superficie y mayor proporción de alumnado vulnerable (que requiere de mayor atención presencial) o redistribuyendo al alumnado en otros centros en función de los criterios anteriormente mencionados.

El ejemplo de Israel demuestra que una reapertura de escuelas excesivamente acelerada y poco cuidadosa terminará por producir contagios en las mismas, y puede llevar a un nuevo confinamiento masivo de todo el país.

Los centros educativos llevan unos escasos 15 días abiertos y más de 200 colegios han registrado incidencias por casos de Covid-19 desde el comienzo de curso, desde cuarentenas de aulas enteras a cierre de colegios por la detección de casos positivos de profesores o alumnos.

GESTIÓN DE LA CRISIS DEL SARS-COV-2: MADRID vs NEW YORK

Miguel Hernán, profesor de Bioestadística y Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, (Massachusetts, Estados Unidos), trabaja en el uso de datos para establecer inferencias causales en diversas enfermedades, incluidas las infecciosas. Como epidemiólogo sigue de cerca los datos del Covid-19 en España. 

El epidemiólogo ha explicado en un hilo de Twitter por qué Nueva York ha conseguido controlar la pandemia de coronavirus mientras que Madrid en estos momentos, a mitad del mes de septiembre, es una de las regiones de Europa con la mayor incidencia acumulada por 100.000 habitantes. Madrid acumula más de 30.000 contagios de coronavirus en los últimos 14 días, lo que implica una incidencia acumulada de 464 positivos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la media nacional (205/100.000 hab.) y que supone que ha duplicado sus contagios en apenas dos semanas (el 17 de agosto la incidencia acumulada de Madrid era de 233 casos por cada 100.000 habitantes).

Miguel Hernán explica con dos gráficos como las dos ciudades tuvieron una evolución similar, con un gran pico de casos en marzo. Tras decretar confinamientos para evitar el colapso sanitario, la New York ha conseguido mantener plana su curva mientras que en Madrid la situación es catastrófica. 

Tal como indica el profesor Hernán la situación de ambas ciudades es muy comparable porque ambas son ciudades grandes y densas con una gran red de transporte público y muchos visitantes.

GESTIONES DIFERENTES

Lo que ha ocurrido, según el experto, es que Madrid y Nueva York han dado “respuestas diferentes en términos de rastreo de positivos, número de pruebas y velocidad de reapertura”. Por ejemplo el diferente ritmo de apertura que han tenido ambas ciudades de los interiores de los restaurantes, “posiblemente una de las principales fuentes de transmisión del virus”. En Nueva York siguen cerrados y sólo abrirán el 30 de septiembre al 25% de su capacidad. Además hay protocolos estrictos que incluyen un despliegue de personal que garantiza que se aplica. Mientras, en Madrid los restaurantes se abrieron ya en junio al 60% de su capacidad y los protocolos no se aplicaron en muchos locales.

Además no se hacen suficientes PCR. En test PCR la positividad en Nueva York es del 2%, mientras que en Madrid la positividad sube hasta acercarse al 20%. Es decir, en Madrid se hacen test PCR solo a casos sospechosos.


Respecto a los rastreadores Nueva York tiene 6.000 un número que implica casi 31 rastreadores por 100.000 personas. Madrid en julio y agosto tenía 182 rastreadores, es decir 2,72 por 100.000 personas. Madrid para llegar a 31 rastreadores por 100.000 personas necesita tener en plantilla 2.045 rastreadores.

Miguel Hernán resume todo en pocas palabras: “Nueva York simplemente está haciendo lo que dicen los expertos desde marzo”. Aquí en España (es una opinión mía) vivimos de espaldas a la ciencia.



 

Popular Posts