Desmontando la cultura libre

Leo un excelente post de Javier Pozo con el cual me siento muy identificado. Os dejo muchas de las reflexiones que me han parecido más interesantes y aqui el link al artículo completo.
El rechazo “al todo gratis” al “o cambias de modelo de negocio o te pirateo” al "P2P es legal" que muchos rechazamos nos está llevando a ser calificados ,como expone Javier ,como lacayos de la SGAE. Y para que conste estoy en contra de la Ley Sinde.
---------------
“Actualmente se está diciendo que las leyes de Propiedad Intelectual necesitan una reforma, que la cultura es libre y que en pleno siglo XXI nadie puede considerarse dueño de ella. Esto es muy curioso porque precisamente el beneficiario principal de estos derechos es el autor”

“Una de las cosas que se suelen decir a la hora de criticar las exigencias de la "cultura libre", es por qué debe ser este un material diferente de cualquier otro disponible al público. ¿Por qué la gente tiene que pagar por tener agua en su casa, luz eléctrica o comida, y sin embargo la literatura o el cine tienen que ser gratis? Lo que se suele decir es que la cultura es un "patrimonio universal" que no debe estar sujeto a las mismas consideraciones que el resto de cosas que produce la sociedad”

“Una cosa que he comprobado (y si no estáis de acuerdo os reto a analizar el entorno detenidamente) es que el 99% de los defensores de la "cultura libre" son precisamente personas que no aportan absolutamente nada a internet. No digo que sean todos los casos: pero sí una mayoría aplastante”

“La gran mayoría de las personas que defienden la "cultura libre" no tienen idea de cómo se crea una novela, se pinta un cuadro o se compone una canción”

“En los ochenta, por ejemplo, no existía conexión a internet en España (o era puramente residual). La gente tenía que ir al videoclub o a la tienda de discos para comprar contenidos y nadie decía que no existiese acceso a la cultura: al contrario, en esta época se produjo la mayor explosión cultural española de todo el siglo XX”

“.. lo que se pretende es perseguir la difusión de contenidos ajenos. Pero nada, absolutamente nada, en toda la Unión Europea ni tampoco en Estados Unidos te impide difundir tu propio material. Crea tu música, escribe tus cuentos, pinta tus cuadros y súbelos a la red. ¿No dices que la cultura es libre? ¡Pues aplícate el cuento! Ya puedes hacerlo, ¿por qué no lo haces?”

“La gente se queja de que los discos están muy caros, al igual que otros productos. Mi pregunta es: ¿quién te obliga a comprarlos? ¿Acaso es comida, agua? Quien algo quiere, algo le cuesta, chaval, la vida es dura. ¿O acaso pretendes que la gente trabaje gratis?”

“En definitiva, todo se reduce a: no decidas por mí. La ley nos permite crear contenidos y distribuirlos libremente. Si quieres, hazlo. Pero si no lo haces, no te pongas a decidir cómo debemos gestionar nuestros asuntos los que sí lo hacemos. No nos critiques si algunos tenemos la oportunidad de firmar un contrato laboral y - qué cosa tan rara - se nos ocurre hacerlo”

5 comentarios: