EL COVID‑19 SE TRANSMITE POR EL AIRE DE LAS OFICINAS


Las oficinas están diseñadas para mejorar la productividad. Con esta pandemia quizás la seguridad y la salud pasen a ser las principales características que hagan de las oficinas un espacio atractivo.

Esta crisis del Covid 19, ha supuesto el mayor experimento mundial del teletrabajo. Esta tendencia que se estaba al alza ha sufrido una aceleración inesperada, y ha venido para quedarse, pero obviamente esto hay que compatibilizarlo con una estrategia para la vuelta algunos días a las oficinas, que garanticen la seguridad del trabajador. Y es en este punto donde empiezan los problemas.

EL VIRUS SE TRANSMITE POR EL AIRE

Semanas atrás un total de 239 expertos en virus de 32 países diferentes exigieron a la Organización Mundial de la Salud rectificar en uno de los postulados sobre el SARS-CoV-2. Según estos científicos, hay evidencias de que el nuevo coronavirus sí puede permanecer en el aire de los espacios cerrados, con la capacidad de infectar a las personas que están en el interior. Cuando hablas sin mascarilla en un espacio cerrado, cuando respiras, dejas en el aire gotas pequeñas de menos de 5 micras que se quedan de 3h a 12h en el aire con la capacidad de infectar a las personas que están en el interior. 

Esta información fue publicada por The New York Times o por periódicos como El Mundo. Días después La Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó que SARS-CoV-2 puede contagiarse por el aire. No es fácil (debe haber una carga vírica significativa) ni tan común como en otras enfermedades, como el sarampión, pero es muy posible y se debe tener en muy cuenta.

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

Con esta nueva perspectiva, los centros de trabajo pueden ser focos importantes de contagio del virus debido a la gran cantidad de personas presentes en un espacio reducido y cerrado. Se debe evitar acudir a las oficinas y teletrabajar desde los domicilios, si el virus continua presente en nuestro entorno. Mantener la distancia de seguridad mínima de 2 metros ya no es una garantía, las mamparas que separen los puestos de trabajo son ineficientes. Además de la limpieza y desinfección periódica se debe de:
  • Aportar un caudal aire exterior. Se recomienda un mínimo de 13l/s por ocupante.
  • Si se disponen unidades de tratamiento con recirculación de aire, siempre que las condiciones de operación lo permitan cerrar las compuertas de recirculación trabajando al máximo con aire exterior. 
  • Parada de los recuperadores de calor 
  • Si existe un sistema de extracción dedicado para la zona de aseos mantenerlo de forma permanente para evitar la contaminación fecal-oral.
  • Aumento de la ventilación natural si es posible
  • Sistemas de purificación del aire. Existen equipos específicos, bien para incorporar a los existentes o bien como equipos autónomos, con distintas tecnologías y las combinaciones de ellas:
    1. O3 (ozono) que no se pueden usar cuando exista ocupación
    2. Filtración HEPA electrostática, Iónica, Iónización Bipolar, Iones Hidróxilo etc. 
    3. Luz germicida ultravioleta (UV-C). 
    4. Fotocatálisis con TiO2. 

Pero la más importantes de todas estas medidas es la más fácil de implantar. Uso obligatorio de la mascarilla se pueda o no mantener la supuesta distancia de seguridad. No solo en ascensores, pasillos y zonas comunes, tambien en los puestos de trabajo, mascarilla siempre. Es la forma más eficaz para prevenir la transmisión del coronavirus en espacios cerrados.

Es importante permanecer con las mascarillas en espacios cerrados como la oficina. Por el bien de todos, debemos de aplicar el principio de precaución, asumir el peor de los escenarios y protegernos todos a todos de la mejor forma posible. Solo juntos, pensando en los demás, teniendo la máxima precaución, saldremos de esta.


Enlaces de interés para ampliar información

Informe de expertos en virus
The New York Times 1 y 2
El Mundo
El País

Covid-19 y conformismo: “el que se mueve no sale en la foto”



“Caso tras caso, vemos que el conformismo es el camino fácil, y la vía al privilegio y el prestigio; la disidencia, sin embargo, trae costos personales” Avram Noam Chomsky filósofo estadounidense 

Ese camino fácil, del conformismo, implica una pérdida de individualidad, una falta de iniciativa y un compromiso con el grupo antes que con uno mismo: por ejemplo un compromiso ciego con tu partido político.

En la vida empresarial se ven muchos casos muy claros de conformismo gravísimos, un ejemplo el de Boeing con su modelo 737 Max que prácticamente ha arruinado a la compañía. En varios informes internos se ha detectado que algunos puestos clave aún albergando dudas razonables sobre el proyecto 737 Max, continuaron adelante y se reforzaron unos a otros con su conformismo.. De esta manera, si algo sale mal, no es sólo culpa mía, en todo caso es culpa de todos. Nadie quiere ser mal visto por opinar diferente, resultado para el avión Boeing 737: tres accidentes similares y 500 muertos en poco más de un año.

Las conocidas expresiones “el que se mueve no sale en la foto” o “hace mucho frío fuera” pueden resumir el efecto de la presión que los grupos de conformista ejercen para que mucha gente siga adelante con su trabajo aun cuando tenga dudas de su éxito o ciertas certezas sobre sus terribles consecuencias.

Noah Chomsky también comenta “El propósito de los medios masivos, no es tanto informar sobre lo que sucede, sino más bien dar forma a la opinión pública de acuerdo a las agendas del poder corporativo dominante”

Quizás el propósito de los medios masivos sea educarnos y llevarnos al conformismo haciendo que las personas concedan más fiabilidad a la reflexiones de otros “de los supuestos expertos” que a las propias. Esto nos lleva a un conformismo público (manifestar que se está de acuerdo con la mayoría) y a un convencimiento privado (entender que realmente lo que piensa la mayoría es verdad).


En ese informe, demuestra que se podía anticipar el efecto en España de este virus. Puedo imaginar a funcionarios conformistas, a cargos políticos, que intuyendo el tsunami que se nos venia encima se dejaron vencer por el pensamiento “el que se mueve no sale en la foto”. Mediocres y conformistas

Es obvio que no se pueden evitar pandemias, pero sí se puede hacer mucho por prevenirlas y mitigarlas y quien os diga lo contrario simplemente emite una falacia. El Gobierno apoyado en medios masivos subvencionados descarga razonamientos que a pesar de parecerse a un argumento válido, no lo son.

El gobierno se excusa de responsabilidad con la afirmación de que lo que ocurrió no podía preverse, y acusa de tener un sesgo retrospectivo a quienes defienden que la prevención era posible. Este informe demuestra que mienten y pudieron adoptar medidas preventivas menos drásticas y favorecer el acopio de material, mascarillas y test que luego tan decisivos resultaron, como hicieron muchos otros países.

FERNANDO SIMON


Por otro lado, se ha usado el argumento exculpatorio de que el gobierno no ha hecho otra cosa que seguir las indicaciones de los expertos. Quizás estos expertos dijeron lo que quiere oír el que le pone en el cargo: "el que se mueve no sale en la foto"

Otra falacia es la manida frase: “debemos unirnos y evitar la crítica”. Es como si vamos en un bote salvavidas del Titanic y nos dicen que no se pueden criticar las medidas concretas que se adoptan para salvarnos, como se va a repartir el agua y los vivieres, o si quien debe sacarnos de esa situación es el capital bajo cuyo mando el barco ha colisionado. Una democracia, como cualquier organización, sin crítica, sin contraposición de opiniones, no es más que un sistema autoritario gobernado por burócratas conformistas que tienen muy presente “el que se mueve no sale en la foto”.

Desgraciadamente para sus conciencias, los técnicos del Ministerio de Sanidad conformistas y seguidores del lema “el que se mueve no sale en la foto”, que obviaron ese informe también son responsables de que hoy en España tengamos 278.803 afectados y 27.888 muertos (cifras oficiales). 

“No tiene sentido contratar a personas inteligentes para decirles lo que tienen que hacer; contratamos a personas inteligentes para que nos digan lo que tenemos que hacer“, reveló en una ocasión Steve Jobs.



Febrero ¿Qué sabía Sanidad del riesgo del COVID-19 en España?

Una de las dudas que asaltan a muchos de ciudadanos, es sí el Gobierno de España y las CC.AA. tenían en sus manos haber evitado o paliado esta tragedia o por el contrario todo esto les sorprendió e hicieron lo que pudieron. Quizás porque nuestras autoridades sanitarias no les advirtieron del peligro, porqué desconocían también dichas autoridades el riesgo. O porqué lo conocían y lo infravaloraron. ¿Qué pasó en los meses de enero, febrero y marzo en el Ministerio de Sanidad? ¿Qué pasó en las CC.AA que tienen transferidas las competencias en materia de Sanidad?

Desde el inicio de la pandemia y ante la evidente falta de información objetiva detallada y veraz de los medios de comunicación tradicionales, sobre TV, opté por buscar en YouTube canales de médicos y expertos. Afortunadamente hay médicos que están haciendo una labor de divulgación magnífica. Gracias desde aquí a todos ellos. Viendo esos canales, leyendo en RRSS, en blogs, en medios extranjeros, llegué a “La Reunión Secreta”  una canal que desde aquí os recomiendo.

El canal es de José Miguel Gaona, un médico psiquiatra, doctor en Medicina cum laude por la Universidad Complutense de Madrid, máster en Psicología Médica. Fue responsable del área de salud mental en la guerra de Bosnia para la ONG Médicos del Mundo. Es colaborador de diversos programas televisivos y radiofónicos. Me gustó desde el principio su capacidad de divulgación y la claridad de la información aportada, un enfoque que sería necesario incluir en las cadenas de TV. Informar no es alarmar, es ayudar y educar a todos ante la lucha contra el COVID-19. Y lo hace evitando la reprobable politización que muchos quieren dar a este tema. Esto no va de propaganda, va de salvar vidas y sacar adelante el país.

Pues bien, el pasado sábado, en un programa en directo, desvelaron un documento, que ya no está en la web de Ministerio de Sanidad. En documento firmado por Laura Díez Izquierdo, Monserrat Gamarra Villaverde, Lucía García-San Miguel Rodríguez-Alarcón, Pello Latasa Zamalloa, Susana Monge Corella, Lina Parra Ramírez, Jesús Pérez Formigó, Óscar Pérez Olaso, Lidia Redondo Bravo, Mª José Sierra Moros, Fernando Simón Soria, Berta Suárez Rodríguez entre otros tiene fecha del 10 de febrero de 2020 en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). En este informe el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, externalizo parte de este trabajo, dejando de lado el nutrido número de epidemiólogos y otros especialistas con los que cuenta en plantilla el Ministerio de Sanidad o el Instituto de Salud Carlos III. Y aun causa más extrañeza que, a las puertas de la que va a ser la mayor pandemia mundial en los últimos cien años, el centro que dirige Simón permitiera que tres residentes, es decir, tres médicos en formación participaran en la confección de un un documento tan importante.

El informe, que ha sido borrado de la web del Ministerio de Sanidad (según parece no es el primero que se borra), da a entender que ya se conocía desde principios de febrero el enorme riesgo que representaba el coronavirus, que se sabía que el coronavirus no sólo no es una simple gripe, sino que resulta muy contagioso, su tasa de letalidad es alta y causaba graves complicaciones a un porcentaje elevado de infectados

Podéis consultar el documento aquí o en este otro enlace (Están borrando los enlaces). Entre otras cosas se puede leer en este documento:
  • "También mediante modelización se ha estimado una letalidad entre los casos hospitalizados de 14% (IC95% 3,9-32%) lo cual concuerda con los datos publicados hasta la fecha referentes a casos graves".
  • "No existe un tratamiento específico para esta enfermedad hasta la fecha y por lo tanto es fundamental asegurar un tratamiento de soporte precoz".
  • "Ante la ausencia de evidencia en contra de la transmisión aérea (núcleo de gotitas, <5μm), y dado el contexto actual, al tratarse de un patógeno emergente y por tanto aún no completamente estudiado, se está actuando según el principio de precaución por lo que se contempla la realización de aislamiento aéreo (con mascarillas de alta eficacia), en situaciones o maniobras en las que puedan generarse aerosoles".
  • "Las autoridades de salud pública deben reforzar la colaboración con los operadores de las líneas aéreas para la gestión de casos a bordo de un avión e informar, en caso de que se detecte un viajero con síntomas de enfermedades respiratorias, de acuerdo con la guía de la IATA para que la tripulación de cabina maneje la sospecha de enfermedad transmisible a bordo de un avión".
  • ............
En este vídeo el Dr. Gaona os comenta con más detalle el contenido del documento.


¡Es decir según parece lo sabían, el 10 de febrero! e incluso antes, un informe así no se hace en horas. No es mi intención emitir bulos, no puedo garantizar que este informe sea verdadero (todo apunta a que sí). Este documento, que incluye entre sus firmantes a Fernando Simón, advertía de la peligrosidad del coronavirus y de la forma en que se transmitía. Pese a las advertencias del documento nadie hizo nada ¿las razones? ¿quién leyó el documento y lo dejó en un cajón? ¿hasta donde llegan las responsabilidades políticas y las de los técnicos firmantes? ¿conocían este documento las CC.AA.? Estas y otras preguntas hoy en día no tienen respuesta, y si queremos salir de esta tragedia reforzados, como país, evitar que vuela a suceder algo así necesitamos esas respuestas, para evitar cometer de nuevo los mismos errores.

Olvidaros de a quien votáis, olvidaros de los políticos, de los partidos. Partidos políticos y simpatizantes acérrimos de esos partidos políticos, usa un tema tan grave para pelearse de manera cicatera, alejados de cualquier objetividad. ¡Basta ya de politizar este tema! Todos los responsables de Gobierno y CC.AA, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias etc. deben dar muchas explicaciones. La experiencia no es vivir situaciones, es aprender de estas situaciones. Y a la vista está que, con semejante tragedia, nos queda mucho como país por aprender.

Muchas de las denuncias que se han presentado contra Pedro Sánchez y El Gobierno amplían el foco a otros miembros del Ministerio de Sanidad pidiendo que se investigue a Fernando Simón, y otros técnicos del Ministerio de Sanidad que supuestamente advirtieron del riesgo de coronavirus a principios de febrero (por este y otros informes). Esperemos que la justicia haga su trabajo, caiga quien caiga.

Si veis en el video siguiente, la sucesión de declaraciones por orden cronológico, después de haber leído el informe del día 10 de febrero, os recomiendo que espereis unas horas antes de tomaros la tensión.



Mascarilla Quirúrgica ¿Quién tiene razón?


La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso de mascarillas como medida de prevención ante el nuevo coronavirus. La OMS pidió hacer un "uso racional" de estas herramientas.

La disparidad en el criterio del uso de la mascarilla de China o Corea del Norte con respecto a la OMS, la UE y Estados Unidos es pasmoso. En una entrevista con la revista científica Science, el director general del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de China, George Gao, líder de la gestión sanitaria de China frente al coronavirus, no ha dejado lugar a dudas sobre la importancia de que la población use también mascarillas.

Gao, preguntado sobre los errores que están cometiendo otros países, ha asegurado que "el gran error" de EEUU y Europa es que "las personas no usan mascarillas". "Este virus se traspasa por gotitas y contacto limítrofe. Las gotas juegan un papel muy importante. Tienes que usar una mascarilla, porque cuando hablas, siempre salen gotas de tu boca. Muchas personas tienen infecciones si usaran mascarillas, podrían evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros", ha explicado el experto.

La Universidad finlandesa de Aalto, ha realizado una simulación de cómo se propaga la Covid-19 por el aire en el supermercado y en espacios cerrados. El estudio, en la que han participado una treintena de científicos de la Universidad de Aalto, la Universidad de Helsinki, el Instituto Meteorológico de Finlandia y el Centro de Investigación Técnica VTT demuestra que tras un estornudo, estas partículas se expanden por otros pasillos y quedan suspendidas durante varios minutos.

En la fotografía transcurridos 2 minutos del estornudo sin mascarilla del infectado



El video de la simulación completa aquí


"Si alguien infectado con coronavirus tose y se aleja, deja partículas de coronavirus en suspensión extremadamente pequeñas. Y estas partículas podrían terminar en el tracto respiratorio de otras personas cercanas", advierte Ville Vuorinen, profesor asistente de la Universidad de Aalto.

¿Quién tiene razón las OMS, o Gao y la Universidad Aalto? Hoy en una farmacia online de España, este era el coste de 50 Mascarillas Quirúrgicas. A casi 2€ la unidad.


España y el negacionismo en la crisis del Coronavirus


El negacionismo, no es una teoría en sí, sino que se trata de un comportamiento humano que consiste en negar una realidad probada por una única razón: ésta nos resulta incómoda. 

En tiempos de crisis la propaganda adquiere gran relevancia ya resulta fundamental para apuntalar la verdad oficial, que suele estar compuesta por un elevado porcentaje de mentira. Los mensajes pro y contra gubernamentales se extienden estos días como la pólvora.

Obviamente sería iluso pensar que podíamos haber evitado la entrada del virus en España. No se pueden poner puertas al campo en un mundo tan global, pero ¿se podía haber actuado de otra manera?


Yo aquí simplemente dejo datos de dos realidades España vs. Corea de Sur. Sí comparamos nuestros datos, hoy 4 de abril de 2020, con los de Corea del Sur (ambas naciones con poblaciones muy similares) la realidad que arrojan son muy diferentes. El 7 de marzo de 2020, España tenía 500 casos confirmados y Corea del Sur 7.041.

Casi un mes después, el incremento en España en casos ha sido de un 25134% con 126.168 casos. Sin embargo, Corea ha tenido un incremento de un 44% y solo tiene 10.156 casos. Y esto, es una realidad empíricamente verificable.

Los datos nos lleva a otra realidad muy dura: llevamos unos 12.000 muertos más que Corea. Es innegable que el país no ha controlado la epidemia.  En esas semanas Corea del Sur ha pasado de ser el segundo país con más contagios de coronavirus a frenar exponencialmente las infecciones gracias a una respuesta que combina transparencia, nuevas tecnologías y ante todo una actitud responsable de las autoridades.

Necesitamos saber qué ha pasado, a cuantos ha contagiado, qué anticuerpos deja, quién puede empezar a trabajar. Tenemos que evitar que esa crisis sanitaria, acabe siendo una crisis por meses o años porque es innegable que a la crisis sanitaria se le une otra crisis, la económica, sin precedentes.


A veces el camino más corto, no es el idóneo. Hay que hacer frente a los problemas con realismo y relatar las cosas tal y como son, evitemos hacernos trampas al solitario, hay mucho en juego.

Por qué necesitamos Smart Cities


Las ciudades inteligentes, llamadas Smart City, son aquellas ciudades que utilizan las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) con el objetivo de proveerlas de una infraestructura que garantice una mayor eficacia en el uso de los recursos disponibles para garantizar un desarrollo sostenible y un incremento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Básicamente, el objetivo es utilizar las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para gestionar de forma optima los restos de las ciudades como, por ejemplo:
  • El abastecimiento energético.
  • Las emisiones de CO 2.
  • La planificación del tráfico.
  • El abastecimiento de bienes y materias primas.
  • La prestación de servicios tales como los servicios sanitarios, de seguridad, educación etc.

SISTEMAS DE UNA SMART CITY

El resto es enorme, hay que desarrollar un centro de control apoyado sobre una gigantesca red y sensores que recopilen información en tiempo real sobre el estado de la ciudad permitiendo que el centro de control analice y tome decisiones. De forma manual o automática (IA).

La captura de datos es fundamental: clima, calidad del aire, radiación, contaminantes, tránsito peatonal, tráfico de vehículos, humedad del suelo, contaminación acústica, niveles de luz, polen, calidad del agua, niveles de agua, aguas residuales son algunos tipos de los millones de datos que deben recopilar los dispositivos de ciudades inteligentes.

Obviamente el pilar fundamental es el Big Data: El análisis de los datos en tiempo real es fundamental en el desarrollo de las ciudades inteligentes. Cuanto mayor volumen de información, y cuanto más amplia sea la variedad de fuentes, más acertadas serán las conclusiones que se extraigan del análisis de los datos y por tanto las decisiones.

Enumero aquí algunos de los subsistemas más importantes de una ciudad inteligente:

Smart Grid. Son redes de distribución eléctricas donde la electricidad no solo va hacia un sentido, sino que es bidireccional. Es decir, las viviendas y otros edificios y actividades pueden en un momento dado convertirse también en pequeños productores de electricidad y no solo consumidores.

Apoyado en el concepto de Smart Grid surge la generación distribuida. La ciudad inteligente tiene capacidad para una generación eléctrica repartida siendo gran parte del abastecimiento individualizado (micro-generación), no centralizado.

Smart Buildings. Edificios Breeam o LeeD que respetan el medio ambiente y que poseen sistemas de producción de energía integrados

eMobility. Aplicación de los sistemas inteligentes de transporte que combinan diferentes tecnologías para recabar datos en tiempo real de personas, vehículos e infraestructuras, informar a los usuarios y ayudarles en la toma de decisiones, así como controlar dispositivos automáticos de regulación del tráfico. La base de este sistema es la implantación del vehículo eléctrico apoyado en ideas como carpooling o carsharing.

CONCLUSIONES FINALES

Las ciudades representan más del 70% de todas las emisiones globales de dióxido de carbono cada año. Hay que poner en marcha actuaciones para luchar contra el calentamiento global y las ciudades tienen que adaptarse y reducir su impacto medioambiental.



Popular Posts